BY DAVIDMURRAYLAW@GMAIL.COM

Adelgazando

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

L’Homme qui marche, Alberto Giacometti, 1960

Guggenheim, Bilbao

 

 

Vuelvo a mi peso de combate

brazos como clubes

piernas como troncos de árboles

vientres apenas abultados

nalgas dignas de escultoras

 

No me malentiendas

no  busco conflicto

no pretendo malicia

no anhelo huesos rotos

no deseo que la sangre fluya

 

Mi arma preferida es la pluma

el argumento que apela a la razón

cortando el mal a las rodillas  

de potenciales déspotas

antes de que llegue a sus labios

 

Desafiando los ismos del conflicto -

fundamentalismo, irredentismo, racismo – 

y todos sus hermanos sin esperanza

Pero con demasiada frecuencia, no hay lugar para sentimientos nobles 

tu  única opción es la espada

 

Intentas manejar con justicia

Sabiendo que  caerán inocentes

Rezando para que tu esencia no sea sacrificada

Mientras “hundes y retiras”- 

“mientras hundes y retiras”

Para leer en ruso

Para leer en inglés

Para leer en alemán

Para leer en francés 

Skinniing.png

Previous

  Montrealense en  balcón malagueño

Next