BY DAVIDMURRAYLAW@GMAIL.COM

La educación de un padre

 

 

 

 

 

Retrato doble (el inspector jefe Heinrich Benesch y su hijo Otto)

Egon Schiele, 1913, Colección privada

 

 

El me leía

todas las noches desde que yo tres años tenia:

me convertiría en un hombre de letras,

un herrero de la palabra.

 

Por cada cinco dólares que ponía en mi cuenta

él depositaba una parte: la quinta -

aprendería sobre el dinero

(compré mi primera bicicleta).

 

Respondía a cualquier consulta

Pacientemente y aun si había alguna dificulta

fue gracias a él que me convertí en maestro

también tratando de hacer justicia a cada pregunta.

 

Un piloto y un hombre de aerolínea

alrededor del mundo volaría,

colocándome en una trayectoria

de aprendizaje y descubrimiento.

 

Era un pintor frustrado.

Cuánto no supe hasta que murió:

él hizo crecer en mí el amor por las artes –

sus obras están en mis paredes.

 

Por otra, se divorció de mi madre

el efecto en la familia fue terrible

y para ella devastador:

por eso nunca lo perdoné.

 

Aun así, le tenía respeto porque no se complicaba demasiado

nuestra vida familiar, esperando

hasta que mi hermano cumplió veintiuno:

este sentido de responsabilidad también se convirtió en el mío.

 

Manteniendo una distancia que un dolor me causó

al mismo tiempo que consiguió

que me transformara en un superador

buscando ganar su reconocimiento, su alabanza y su amor.

 

         - la lejanía de mi padre sería mi combustible.

Para leer en inglés

Para leer en ruso

Screen Shot 2021-07-20 at 9.11.48 AM.png

Previous

Next